Bussiness Education
  
 

Estrategia Ética y RSETalentoInnovación Liderazgo Marketing Social Media                                    CONTÁCTENOS   

Está aquí: InicioTalentoLa importancia de desconectarse por completo durante las vacaciones

La importancia de desconectarse por completo durante las vacaciones

Brian Scudamore, fundador y presidente ejecutivo de O2E Brands, explica la política de descanso de su empresa para fomentar una cultura sana.

1-NEWSLETTER-WHALECOM-26-10-2016

 Una de las mejores decisiones que puede tomar como empleador es ayudar a que sus trabajadores se desconecten por completo, señala Brian Scudamore en un artículo en The Wall Street Journal.

En mi empresa, todos tienen cinco semanas de vacaciones. Pueden elegir cómo tomarlas, un día por acá y otro por allá o en algunas semanas, pero en algún momento tienen que desconectarse. No pueden informarse sobre temas de la empresa, ni hacer un seguimiento, ni tener contacto con algún colega sobre temas de trabajo. Punto final.

Hemos hallado que desconectarse de vez en cuando es esencial para cultivar una cultura empresarial sana, donde la gente pueda quedarse más tiempo y se acerque a alcanzar un equilibrio entre el trabajo y sus vidas personales. Incluso tenemos un proceso paso a paso para nuestros trabajadores cuando se van de vacaciones para cerciorarnos de que nada se interponga.

Primer paso: elimine el contacto
Nadie se siente refrescado si pasa sus vacaciones preocupado por lo que acontece en la oficina. Hasta un correo electrónico puede provocar ansiedad, razón por la cual hacemos que esta regla se cumpla en forma estricta.

Idealmente, deberían dejar su portátil y celular de dotación en casa, como lo hace el empresario británico Richard Branson. Sin embargo, no se trata de un objetivo que siempre es realista. Los teléfonos inteligentes, por ejemplo, hacen las veces de cámaras y son cruciales para las emergencias familiares. Así que tenemos otro resguardo. Un miembro del equipo es designado como Único Punto de Enlance (SPA por su sigla en inglés). Es la única persona en el trabajo con la facultad de contactarlo y exclusivamente por motivos que usted identificó antes de partir. Su SPA puede cambiar la clave de su correo electrónico si tiene la seria intención de desconectarse.

Si quiere enviar un mensaje de texto a alguien en la oficina para revisar el avance de un proyecto o enviar un recordatorio, también encontramos una solución: adoptar un acuerdo de no-contacto. Sin importar lo que ocurra, todos tienen prohibido responder a mensajes sobre trabajo. Y, por supuesto, nadie tiene permiso para mandarle un mensaje de texto.

Segundo paso: sueñe despierto con el éxito
A menudo, mis mejores ideas de negocios se me ocurren cuando no estoy en la oficina y el personal que se desconecta dice lo mismo. En lugar de pensar sobre los detalles del quehacer cotidiano, es más fácil relajarse e imaginar escenario para activar nuestra creatividad.
También es un momento productivo para fijar metas. Ayudamos a nuestros empleados a establecer objetivos que llamamos, por sus siglas en inglés, SMART. Eso quiere decir específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con plazos. Cuando pienso en algo que quiero lograr, me hago preguntas específicas, por ejemplo ¿cómo mediré mi progreso hacia tal objetivo? ¿Cuáles son los pasos exactos? Este marco otorga claridad a mis sueños despiertos y es aplicable a las metas personales o profesionales. Pero pensar en grande cuando no estoy en la oficina me brinda perspectivas que no puedo hallar cuando estoy trabajando contra el reloj.

Las vacaciones son también el momento que aprovecho para refinar mi visualización del negocio. Hace años, cuando el crecimiento de mi startup se había estancado y la cultura se había vuelto tóxica, tomé un descanso y visualicé, en detalle, mis mayores aspiraciones para la compañía. Lo escribí y expresé en lo que llamo “Cuadro Pintado”, un retrato de hacia dónde quería ir. El simple hecho de escribirlo ayudó a iluminar mi camino. Es una técnica de visualización que sigo usando hasta el día de hoy.

Tercer paso: no se sienta culpable
Un estudio muestra que la generación del milenio, en especial las mujeres, no están tomando sus vacaciones, generado 658 millones de días libres sin usar tan sólo en Estados Unidos. El organismo The Project Time Off Coalition denomina este grupo “los trabajadores mártires”, los empleados que creen que al quedarse hasta tarde impresionan a su supervisor. Tales “mártires” también piensan que son irreemplazables.
Hemos superado el síndrome del “mártir del trabajo” al usar el método del compañero que ya mencioné. Además, encontramos que contar con un SPA es positivo para el desarrollo profesional, la participación y la retención. El SPA tiene que ser capacitado para una labor nueva y resolver problemas en la ausencia de un empleado. Sumergirse en una nueva función es semejante al método de saltar en bungee defendido por Hootsuite, la empresa de herramientas sociales para empresas. La gente expande sus destrezas, se imbuye en la cultura de la compañía y se siente dinamizada por los nuevos desafíos.

El verdadero significado de nuestra política de desconectarse es que no se puede funcionar en forma aislada. Todas las mañanas, hacemos una reunión informal donde compartimos los proyectos en los que estamos trabajando. Ofrecemos exposiciones a la hora de almuerzo realizadas por los expertos de cada departamento para educar al resto de los empleados acerca de ciertos roles. Crear un entorno laboral que fomente la colaboración es una forma de asegurarnos de que siempre hay alguien que nos respalde en caso de que fallemos.

Cuarto paso: volver a la derecha
Este sistema de colaboración y cobertura quiere decir que nadie regresa de sus vacaciones para encontrarse con un buzón lleno de correos electrónicos. Para lograr que el personal demore lo menos posible en ponerse al tanto de lo ocurrido durante su ausencia, les exigimos que agenden una reunión postvacacional a su vuelta. Todos los miembros de su equipo tienen que asistir, pero no provoca grandes inconvenientes puesto que el encuentro se programó con mucha antelación. Por cierto, un empleado puede mirar los emails y revisar los marcados como “importantes” durante su ausencia, pero el propósito de estas reuniones es cerrar cualquier brecha que se pueda haber producido.

Alentar a sus empleados a tomar vacaciones y olvidarse del trabajo es una parte crucial de nuestra cultura corporativa. Ha conducido a un entorno de trabajo feliz, leal, creativo y vibrante con una menor rotación de personal y una probabilidad mucho más reducida de agotamiento. Cuando tomar vacaciones de calidad es una parte obligatoria del trabajo, se está promoviendo el bienestar, la creatividad y el equilibrio entre trabajo y familia que es bueno para todos. En el caso de los empleados, eso se traduce en una mayor productividad, capacidad para resolver problemas e ideas innovadoras en la oficina, lo que al final de cuentas aumentará nuestras ganancias.

— Brian Scudamore es fundador y presidente ejecutivo de O2E Brands.

© 2015 MANAGEMENTSociety difundimos lo mejor del management mundial.